Humberto Dionisio Maschio fue campeón con Racing e Independiente y jugó tanto en la Selección Argentina como en la italiana. Hoy tiene 87 años, la memoria intacta y una particularidad que no todos pueden tener: vio jugar a Distefano, Pele, Cruyff y Maradona. Y hoy a Messi.

“Los vi jugar a todos, a algunos los enfrenté y para mí Lionel Messi es el mejor de todos”, dice. “Mirá: el Charro Moreno, Di Stéfano, Pelé, Maradona y Cruyff, un poco menos, fueron unos genios, enormes jugadores cada uno en su tiempo, pero la velocidad en aquella época era diferente”, asegura quien fuera entrenador de Gimnasia en dos etapas.

Lio Messi.jpg

La gloria del fútbol argentino y uno de los mejores, según los especialistas, ya habiendo dejado la práctica activa cuando llegó a Jujuy. Fue en Gimnasia, en el año 1974. Armó un equipo con Hugo Conde de ayudante de campo y al poco tiempo volvió a su Buenos Aires. Ese equipo ideado por él, tuvo un campaña brillante meses después, en el Nacional terminando en el cuarto lugar bajo el mando de Conde.

Varios años después volvió. Fue en 1992, donde también fue protagonista que aquel equipo de Mario Lobo, Herrera, Palma y Guerrero, entre otros, que llegó a la final del torneo del interior ante Gimnasia y Tiro de Salta. Fue derrota en la primera final en el 23 de Agosto y empate en Salta para quedarse con las ganas de ascenso al Nacional B. Pero su paso por Jujuy no quedó en el olvido.

Te puede interesar: ¿Higuaín a River? La operación trueque que podría hacer posible el sueño

“Analizá los goles de Messi, patea por debajo de las piernas del rival con el arquero tapado, eso lo hace adrede. Además, viste que no es de correr mucho en la cancha, pero cuando lo hace, tiene la gran virtud de que lleva la pelota pegada al pie, la engancha y le queda pegadita. He visto jugadores con una rapidez increíble pero cuando tenían la pelota mermaban la velocidad, en cambio este pibe lo hace una manera fantástica”, agregó en dialogo con Clarín.

Maschio de jugador.jpg

Asegura que ve todo el fútbol que puede. “Veo mucho fútbol, los partidos viejos cuando pasan en la tele, de Racing, de Boca, todo. Siempre fui muy fanático del fútbol español y del italiano. Pero desde hace unos años la Premier League es la mejor”, subrayó.

Maschio era un centrodelantero algo lento, jugaba retrasado y sabia con la pelota, según el mismo se define. Jugó para la selección argentina y también para la italiana, donde disputó la final del Mundial de Chile en 1962. “Un árbitro nos perjudicó muchísimo en el partido con Chile. Un periodista italiano había dicho algo de los chilenos, se enteraron y antes del partido no nos dejaron dormir, gritaron toda la noche frente al hotel. Después, el árbitro nos echó a dos jugadores y hubo mucha violencia. Nos ganaron 2-0 recién sobre el final”, recuerda el ex entrenador en dos periodos de Gimnasia de Jujuy.

Humberto Maschio.jpg

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario