GUSTAVO ARAYA - FISCAL

El conflicto que envuelve al Hogar Escuela por la separación de directivos, docentes y personal de la salud luego de la denuncia por supuestos malos tratos, tuvo un nuevo capítulo con la confirmación de los resultados de la Cámara Gesell a los niños de 7 y 12 años, supuestas víctimas, que arrojaron que no había indicios de ningún tipo de lesiones en los niños desestimando entonces los supuestos maltratos.

El titular de la Fiscalía especializada en Delitos Menores, Gustavo Araya, confirmó que “no advertimos que haya lesiones de ninguno de los niños”, pero advirtió que el expediente no se cerró ya que hay documentación complementaria que introdujo el Ministerio de Educación. “Son cuestiones administrativas, no hacen en sí al hecho”.

Te puede interesar: Pedirán la restitución inmediata de los docentes desvinculados del Hogar

Araya de todas formas adelantó que continuarán con la investigación: “Vamos a hacer otras medidas probatorias, como declaraciones testimoniales”, y agregó, aludiendo a la situación procesal de los docentes y directivos apartados, que “valorando esas pruebas, tenemos la opción de acusarlos o sobreseerlos”.

Gustavo Araya
Gustavo Araya

Gustavo Araya

Para el agente fiscal “la prueba más importante fue determinar si había lesiones, pero con las pruebas científicas y la Cámara Gesell, advertimos que no existen”, aunque indicó que las personas que denunciaron las supuestas agresiones pueden a ampliar o rectificar la denuncia.

Te puede interesar: Conflicto en el Hogar Escuela: una mamá asegura que solo les dan pan y sopa

El conflicto se inició cuando el Ministerio de Educación resolvió apartar al director, al vice y a docentes del cargo, cuando se denunciaron los supuestos malos tratos. Argumentaron que “se están resguardando, en primer lugar, los derechos de los niños”. También realizaron un sumario administrativo, y designaron nuevas autoridades, además del reemplazo de los involucrados.

Te puede interesar: "Los cambios en el Hogar Escuela son perjudiciales para los niños"

Allí comenzó el malestar de padres y otros docentes que decidieron comenzar una serie de protestas negando esos supuestos malos tratos y pidiendo la restitución de los separados, además de acusar al Ministerio de Educación de querer cerrar el Hogar, y a la nueva conducción del establecimiento de maltratar a los chicos, quitándole derechos y desatendiendo sus necesidades básicas.

Ante el resultado de la Cámara Gesell, los padres y los docentes separados exigen la inmediata restitución a sus tareas habituales, solicitud a la que se sumó el gremio de docentes primarios, al sostener que no existe ningún motivo por el cual los directivos y docentes no puedan regresar a ocupar sus puestos de trabajo.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario