Lo que era una buena noticia se trasformó en esto días en un problema. La construcción del nuevo edificio del Colegio N° 2 “Armada Argentina”, tan reclamada por años, será una realidad, pero la reubicación de los alumnos en otros edificio se convirtió en una polémica entre los padres, directivos y el Ministerio de Educación.

Padres reclamando.jpeg

Es que la intención de trasladar a la mayoría de los cursos a una casona del barrio Norte, que hasta hace un tiempo funcionó como geriátrico, es rechazada de plano por los padres, que se reunieron con la ministra de Educación, Isolda Calsina, y decidieron movilizarse al establecimiento para manifestar su malestar.

Te puede interesar: Demolerán el Colegio N° 2 Armada Argentina y construirán uno nuevo

“No tuvimos una respuesta favorable”, dijo un padre, que aseguró estar “indignado” por la idea de llevar a los estudiantes a un lugar no apto: “A ese lugar pueden llevar a un perro y un gato, pero los chicos son seres humano. Ellos dicen que el geriátrico fue cerrado hace tres meses, pero mienten, fue cerrado hace más de un año y si lo hicieron es porque no está en condiciones”, dijo.

Embed

“La Ministra dice, como burlándose de los papás, que van a arreglarlo”, indicó y agregó que tanto los profesores como los preceptores están de acuerdo en la postura de los padres. “No queremos que los chicos pierdan clases, pero no darlas como lo están haciendo ahora”.

Reunión de padres.jpeg

Los padres decidieron en las primeras horas de hoy pedir nuevas reuniones con la Ministra y otras autoridades. “Nos están faltando el respeto”, y subrayó que quieren un nuevo colegio: “No queremos que se pierda la licitación, pero que manden a los chicos a un lugar digno”.

Te puede interesar: El Colegio Armada Argentina está sin clases mientras esperan el traslado

Una madre, encargada de ser la vocera de los reclamos, reafirmó la intención de tener un nuevo edificio, pero recalcó que trasladarlos a esa casona implica riesgos: “No hay seguridad. Además algunos chicos tienen que tomar varios colectivos para llegar”, y destacó que el edificio de la Tupac Amaru es el indicado porque “entrarían todos los cursos”.

El colegio del barrio Gorriti tiene cada día más problemas estructurales y construir uno nuevo era un anhelo que se concretó este año. En las últimas semanas empezó el operativo traslado, pero la falta de acuerdo para la mudanza paralizó el inicio de las obras. Mientras buscan un punto de consenso, la incertidumbre invade a la comunidad educativa de un colegio emblemático de la ciudad.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario