En su primer Tedeum desde que está al frente del arzobispado de La Plata, el monseñor Víctor Fernández cruzó al Gobierno por la legalización del aborto y le pidió al presidente Mauricio Macri que, en caso que se apruebe en el Senado, vete la ley.

A la ceremonia religiosa asistieron la gobernadora de la Provincia, María Eugenia Vidal, y el intendente de la capital bonaerense Julio Garro. En un inusual cierre, hubo manifestaciones y cantos "a favor de las dos vidas", en donde los presentes levantaron globos y pañuelos celestes.

Tras el Tedeum, Fernández argumentó que la idea del sermón era defender a los "más débiles, los más frágiles". Y, en ese contexto, poder así referirse al aborto.

En la antesala de las exposiciones que se realizarán en las comisiones del Senado, la Iglesia volvió a marcar la cancha del debate. En la ceremonia de Tucumán, el arzobispo Carlos Sánchez también apuntó contra el oficialismo.

"Es la muerte de un inocente, de un niño y de un argentino", criticó el religioso en referencia a la legalización del aborto.

En esta oportunidad, el Presidente no asistió a la misa, en plena tensión con el Episcopado por haber habilitado en el Congreso la discusión del proyecto que habilita la interrupción voluntaria del embarazo. En su lugar, fue la vicepresidenta Gabriela Michetti.

A pesar de su faltazo en el Tedeum, Macri sí viajó hasta Tucumán para encabezar un acto conmemorativo por el Día de la Independencia, en la Casta Histórica. Acompañado por el gobernador Juan Manzur y funcionarios del Gabinete nacional, el mandatario dio un guiño al proyecto y pidió saldar "las deudas con las mujeres".

FUENTE: Todo Noticias
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario