Construcción.. 

Recorte en la obra pública: cómo es el sistema chileno

Tras el planteo del presidente electo de terminar con la obra pública e implementar un esquema de construcción similar al de chicle, te contamos cómo sería.

Por  Mariana Lucero

Las declaraciones del presidente electo, Javier Milei fueron claras: “Empezamos recortando la obra pública y llevándola a cero, y las que están en curso las licitamos. Los contratos se respetan. Pero vamos a una iniciativa privada a la chilena”. Pero ¿de qué se trata esta modalidad que reemplazaría a la obra pública?.

El presidente electo Javier Milei aseguró que en el Estado “No hay plata” y adelantó que se verá en la obligación de frenar la obra pública y que su modelo a seguir es el de Chile, país que aplica el sistema de obra público-privada. "Nosotros no tenemos plata, con lo cual esas obras pueden ser entregadas al sector privado y que las termine el sector privado. Nosotros no tenemos plata, si hay déficit fiscal. Que los intendentes busquen la forma de financiarlo" dijo Milei.

Qué quiere privatizar Javier Milei
Qué quiere privatizar Javier Milei

Qué quiere privatizar Javier Milei

De qué se trata el esquema Publico Privado "a la Chilena"

Se avizora un verano difícil para las empresas de la construcción que trabajan con la obra pública dada la incertidumbre que generan las faltas de definiciones y el planteo del presidente electo, Javier Milei de terminar con la obra pública e interrumpir los contratos vigentes trajo una reacción inmediata por parte de las empresas del sector.

El esquema de Participación Público Privada (PPP) al que hace referencia se implementó en la década de los 90 y significa que el Estado le otorga la facultad al empresariado de llevar adelante una obra de infraestructura a cambio del usufructo de un bien mediante concesiones. El ejemplo más claro es un corredor vial, donde el privado cobraría peaje a cambio de realizarlo, pero también en Chile se han realizado bajo esta modalidad aeropuertos y cárceles.

El esquema Participación Público Privada (PPP) que se utiliza en Chile no es obra pública. Está muy lejos de ser aquella donde el Estado define la obra, la manda a licitación, un privado gana la licitación y el Estado va pagándole a medida que se va haciendo. Modalidad que es desarrollada hoy, donde es publica y se hace cargo el Estado.

El Estado chileno mantiene una porción de sus obras de infraestructura bajo la mano del Estado: según el propio Ministerio de Obras Públicas, el gobierno invierte el 4,1% del PBI. “Invertiremos más de u$s2.000 millones en licitaciones y relicitaciones como, por ejemplo, obras públicas concretas como el teleférico que unirá Iquique con Alto Hospicio”, reza en su página web.

Esta inversión en el país vecino es incluso superior a la inversión real directa consolidada en Argentina, que fue de 2,8% del PBI en 2022.

Milei hasta ahora sostuvo que solamente el sector privado llevará a cabo las obras: “Si no es rentable para el mercado, entonces no es deseable socialmente", sostiene el presidente electo. Cabe el interrogante respecto del futuro de las obras donde prima el concepto de necesidad por sobre el de rentabilidad.

Por lo cual, el sector de la construcción atraviesa momentos de incertidumbre a la espera del 10 de diciembre, día en el que asumirán los titulares de los ministerios, y Guillermo Ferraro como titular de a cartera Infraestructura, haga los anuncios oficiales referidos al tema

Guillermo Ferraro.jpg
Guillermo Ferraro

Guillermo Ferraro

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: