Mauricio Macri postergó para la mañana de este lunes los anuncios sobre cambios de gabinetes tras un fin de semana inédito de negociaciones y peleas internas en la Quinta de Olivos y definió que Nicolás Dujovne se mantenga provisoriamente en Hacienda.

El ministro viajará a Washington luego de los anuncios que incluirán cambios de ministerios -se eliminarían 13- más un paquete de medidas que en el Ejecutivo no quisieron precisar, aunque se descuenta que se impondrán retenciones a todas las exportaciones. El propio Dujovne hablará a las 9:45, minutos antes de la apertura de los mercados.

Leer más: Macri achica el Estado: eliminaría 10 ministerios

Según informan medios especializados cuando Carlos Melconian parecía número puesto para suceder a Dujovne, dio marcha atrás porque no consiguió que Macri le garantizara una serie de pedidos. Uno era el control del Banco Central. Otra es su pésima relación con Marcos Peña, que es el epicentro de las idas y vueltas del Gobierno.

Además, Macri consideró que quedaba desprolijo correr a Dujovne tras anunciar que viajaría a negociar con el FMI en la semana entrante. Dujovne se quiere ir del gobierno y se espera que deje el cargo una vez que se encamine la nueva negociación con el FMI. Su segundo, Rodrigo Pena, presentó una renuncia fallida el jueves.

Te puede interesar: El radicalismo jujeño se reunió para analizar la coyuntura y definir acciones

Peña también es el principal responsable de que Alfonso Prat Gay aún no haya sido ungido como canciller, pese a que se daba por descontada la salida de Jorge Faurie.

Todos los cambios en el gabinete están supeditados a esa tensión entre la mesa chica, de la que hoy participaron los radicales encabezados por Ernesto Sanz y Gerardo Morales, con Peña. El jefe de gabinete atraviesa su peor momento en el PRO y por eso se dio prácticamente por hecha la salida de sus alfiles Mario Quintana y Gustavo Lopetegui.

Leer más: Cambios en el Gabinete: Alfonso Prat-Gay sería el nuevo canciller

Tanto los gobernadores, intendentes de Cambiemos y parte de la cúpula del PRO le recomendaron a Macri que sacrifique a Peña si no quiere que el mercado lo vuelva a castigar. Pero Macri decidió "morir" junto al jefe de gabinete.

Los radicales también presionan y exigen tres ministerios. Uno de ellos es Defensa para Ernesto Sanz, aunque también se habla de unificarlo con Seguridad para que lo absorba Patricia Bullrich. En medio de las furiosas negociaciones, no faltaron quienes le advirtieron a Macri que podría tener otro dolor de cabeza si elimina ministerios a mansalva sin modificar la ley. Es que algunos de ellos son autoridad de aplicación de decenas de otras leyes.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario